8va Edición

Goicoechea, San José.

TEMA DEL PROFESOR

A lo largo del desarrollo, las personas van siendo más capaces de controlar y regular por sí mismos su propia conducta y ello se debe a las FUNCIONES EJECUTIVAS. Éstas se definen como aquellas rutinas responsables de que nuestro cerebro se monitoree y regule sus procesos cognitivos durante la realización de las tareas. (Bausela, 2014.)

De forma puntual, los elementos claves de las funciones ejecutivas son:

 

  • Anticipación y desarrollo de la atención
  • Control de impulsos y autorregulación
  • Flexibilidad mental y utilización de la retroalimentación
  • Planificación y organización
  • Selección de forma efectiva de estrategias para resolver problemas
  • Monitorización

(Bausela, 2014)

 

Durante la adolescencia, las habilidades de las funciones ejecutivas todavía no tienen los niveles de un adulto, pero resulta ser un buen momento para empezar a hacerse consciente de ellas y entrenarlas porque es en ese momento cuando empiezan a administrar sus propias tareas escolares y extracurriculares y completar exitosamente proyectos más abstractos y complejos.  (Fundación SM, Eduforics, 2017)

Algunas estrategias puntuales para mejorar la autorregulación son:

Establecimiento de metas, planificación y monitoreo
  • Para enfocar el proceso de planificación, identifique en específico lo que quiere lograr. Lo más importante, es que los objetivos sean significativos y no establecidos por otros.Empezar con algo bastante simple y alcanzable, como obtener el carnet de conducir o ahorrar dinero para comprar algo que se desee, antes de pasar a metas a más complejas.
  • Desarrolle los planes por pasos para alcanzar estos objetivos. Se deben identificar objetivos a corto y largo plazo y pensar en lo que se debe hacer para lograrlos. Por ejemplo: Si quiere que su equipo gane el campeonato o la liga en la que participan, ¿qué habilidades necesito aprender? ¿cómo podrían practicarlas? ¿cuál es el primer paso a ejecutar?
  • Supervisar periódicamente el comportamiento y analizar si se está haciendo las cosas que se planearon logrando los objetivos que identificaron. -¿Es parte del plan? Si no, ¿por qué lo estoy haciendo? ¿Ha cambiado algo?- El monitoreo de esta manera puede identificar acciones contraproducentes habituales e impulsivas y ayudar así mantener la atención enfocada y el control consciente.

 

Herramientas para auto-monitoreo

  • La auto-conversación es una manera poderosa hacer conscientes pensamientos y conductas. Funciona muy bien el hablarse a uno sí mismos a través de los pasos de una actividad difícil o pausando periódicamente para un relato mental de juego por juego de lo que está sucediendo. Cuando hay fuertes emociones negativas o sentimientos de fracaso, la autoexpresión puede ayudar a identificar patrones de pensamiento y conducta. Por ejemplo: “si quiero ahorrar para esta blusa, entonces debo limitar mi consumo de dinero en la soda; no voy a gastar este dinero en chicles, lo voy a guardar para el ahorro”
  • Hacer conscientes las interrupciones(particularmente de las comunicaciones electrónicas, como el correo electrónico y los teléfonos celulares). La multitarea puede sentirse bien, pero hay una fuerte evidencia de que disminuye la atención e impide el rendimiento. Si dos (o más) tareas compiten por la atención, se debe encontrar la manera de priorizar y secuencias su ejecución. Por ejemplo, poner el celular en silencio o en modo avión, o dejarlo en otra habitación. Establecer trabajo por tiempo asignado donde se pueda utilizar el dispositivo sólo cuando hayan pasado 25 minutos o bien, cuando haya llegado a determinada parte de la tarea.

 

  • Ubicar cuál es la motivación que me lleva a ejecutar las acciones, especialmente cuando las personas se ven impulsadas por diferentes perspectivas. ¿por qué quiero hacer esto? ¿qué beneficio obtengo de esto?

 

·         La redacción de un diario personal como un medio para explorar pensamientos, sentimientos, acciones, creencias y decisiones. Existen muchas maneras de abordar el diario, pero todos fomentan la autoconciencia, la reflexión y la planificación. Puede ser escrito a mano o bien, en alguna aplicación del celular o en documentos digitales de la computadora. La idea es tratar de escribirlo como si se lo estuviese diciendo a otra persona; como si estuviese hablando consigo mismo. Por ejemplo: “el día de hoy me sentí frustrado pero no sé bien por qué. Creo que pueden ser varias cosas: estudié mucho y me fue mal en el examen; además de ello, hoy llegué tarde a clases.”

 

Habilidades de estudio

En los centros educativos, conforme pasa cada año escolar y la persona estudiante avance de nivel, se espera que sean cada vez más independientes y organizados en su trabajo. Las habilidades básicas de organización pueden ser muy útiles en este sentido. La lista a continuación puede servir de guía para los adolescentes.

  • Dividir un proyecto en piezas manejables.

 

  • Identificar planes razonables(con plazos) para completar cada parte. 
  • Auto-monitoreo mientras se trabaja.Por ejemplo, ajustar un temporizador para que se apague periódicamente como un recordatorio para comprobar si uno está prestando atención y comprensión. Cuando usted no entiende, ¿cuál podría ser el problema? ¿Hay palabras que no conoces?  ¿Hay alguien que puede pedir ayuda?. Si has dejado de prestar atención, ¿qué te distrajo? ¿Qué podrías hacer para reenfocar? Identifique los tiempos clave para auto-monitorear (por ejemplo, antes de entregar una asignación, al salir de la casa, etc.).
  • Esté consciente de los momentos críticos para mantener la concentración.La multitarea impide el aprendizaje. Identifique maneras de reducir las distracciones (p. ej., apagar los dispositivos electrónicos y mantener la habitación silenciosa).
  • Mantenga un calendario de los plazos y pasos del proyecto a lo largo del camino. Para ello puede ser útil emplear una agenda o un planificador; hasta un cronograma; se puede utilizar códigos de color para indicar las tareas por ejecutar y las tareas por entregar.

 

  • Después de completar una tarea, refiérase a lo que funcionó y no funcionó bien.Desarrolle una lista de cosas que han apoyado la atención enfocada y sostenida, así como una buena organización, memoria y terminación del proyecto. Piense en maneras de asegurar que estos apoyos estén en el lugar para otros proyectos. Para ello se podría utilizar la escalera de la metacognición:
  • Piense en lo que se aprendió de las asignaciones que no se completaron bien.¿Se debió a la falta de información, a la necesidad de mejorar ciertas habilidades, a la mala gestión del tiempo, etc.? ¿Qué harías diferente la próxima vez?           Eduforics. (2017)

 

Además de esas estrategias, hay algunas actividades que colaboran con el desarrollo y aplicación de las funciones ejecutivas; por ejemplo:

  • Deportes: practicar deporte mejora no sólo la salud física sino que trabaja otras áreas cognitivas; por ejemplo, la atención enfocada y el desarrollo de destrezas inherentes a los deportes competitivos, ya que se basan en la capacidad de monitorear las acciones propias y ajenas, tomar decisiones rápidas y la capacidad de respuesta dentro del juego. La actividad aeróbica continua y desafiante también puede mejorar la función ejecutiva.

 

  • Yoga y meditación: Actividades que apoyan un estado de atención plena, o una conciencia sobre el momento presente; concentrarse en la respiración y alejarse de los pensamientos ayuda a desarrollar una atención sostenida, reducir el estrés y promover una toma de decisiones y un comportamiento menos reactivos.

 

  • Música: La memoria de trabajo, la atención selectiva, la flexibilidad cognitiva y la inhibición se desafían al desarrollar habilidades para tocar un instrumento musical, cantar o bailar, especialmente cuando se trata de piezas complicadas que implican múltiples partes, ritmos sofisticados e improvisación; incluso la memorización de las letras o bien, saber en qué momentos se debe de hacer pausas.

 

  • Teatro: la actuación requiere de todos los participantes, en el escenario y detrás de los escenarios, memorización de sus trabajos, distribución del tiempo y manejo su comportamiento. Para los actores, el aprendizaje de las líneas y acciones de un papel se basa en gran medida en la atención y la memoria de trabajo.

 

  • Juegos de estrategia y rompecabezas lógicos: Los juegos clásicos como el ajedrez, así como programas de entrenamiento basados ​​en computadora, ejercen aspectos de la memoria de trabajo, planificación y atención..

 

  • Los juegos de computadoratambién pueden ser valiosos, siempre y cuando se establezcan y observen los límites de tiempo. Transitar por mundos imaginarios complicados, como los que se encuentran en muchos juegos de computadora, también desafía la memoria de trabajo. 

 

  1. Eduforics. (2017.)

 

Referencias

Bausela, E. (2014.) Funciones ejecutivas: nociones del desarrollo desde una perspectiva neuropsicológica. Universidad Internacional de La Rioja. Scielo. Acción Psicológica. (versión On-line ISSN 2255-1271versión impresa ISSN 1578-908X) Recuperado en el link https://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1578-908X2014000100003  

 

Fundación SM. Eduforics. (2017.) El cerebro adolescente: cómo desarrollar las funciones ejecutivas durante la educación secundaria. Recuperado en el link https://www.eduforics.com/es/cerebro-adolescente-desarrollar-las-funciones-ejecutivas-la-educacion-secundaria/